Cristina puso blanco sobre negro la verdad

La exposición de Cristina Fernández de Kirchner demostró cómo una causa en la que se tramita el atentado terrorista más importante que sufrió la Argentina en su historia fue utilizado primero, en el gobierno de Menem políticamente para rencillas internas, y luego, en el gobierno de Macri para la política internacional y para perseguir a sus opositores políticos.
Cristina puso blanco sobre negro la verdad, y si la justicia es tal debe declarar la nulidad absoluta de esta causa absurda, que nunca debió haber existido y que significa una vergüenza para la historia judicial de la Argentina.